h1

Sin título.

12 de octubre de 2012

«el cielo azul se partió en dos rojas mitades, el corazón de la tierra, bramó su indómito pulso, y los hielos pascualinos gritaron también por sus niños polutos y sus niñas lunadas, todo el desierto volvió a florecer, con un canto que no cesa de llover, amores en aulas y marchas al no olvido, de cada una de sus olas regresadas, de cada una de sus lomas ascendidas, de cada uno de sus valles respirados, de cada uno de sus lagos escondidos, de cada una de sus islas desmembradas, de cada uno de sus besos anhelados, de cada uno de sus pasos estrellados… »

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: