h1

Darwin versus Michel

20 de septiembre de 2012

-…

-…

-Hay tres puntos indispensables en una película, intersecta Darwin.

-…

-El punto más abyecto de su personaje, el punto más alto de su personaje, y la diferencia más marcada, entre lo que fue en su presentación y lo que es durante el desenlace de su historia.

-…

-La sima y la cima.

-…

-…

-…

Darwin lo dice de fanático cinéfilo, de estudiante interrumpido de bellas artes, de nihilista. Darwin lo dice de hombre oscuro al margen de la ley, con un estilo único para el timo marginal, pudiendo ser dueño de un banco o de una inmobiliaria, si así lo decidiera.

Darwin, odia a Lapoli, desde que eran niños, ama las sombras sudorosas y voluptuosas desde su primera vez.

En la noche de país orilla, busca y busca rasguen su mirada con filosa hoja de vida, esa tensión entre ser y parecer, entre tener coraje, y  carecerlo, entre sentir miedo y dominarlo, al punto de la desidia de dejarse perder, sólo para que  sus fortuitos adversarios crean que pierde frente a ellos, casi que por fin le tienen dominado, es que es una leyenda cuadrilátera del club Mejicas, que disfruta verles caer entre sus nudillos, limpios y sucios, ferozmente certeros, nudillos rosados, de ojos claros, latinos, mestizos, una desidia que no se va, salvo por el amargo sabor a victoria ámbar,  abandonada a su suerte de ponche enteógeno y demoníacos parásitos, susurrando versos embriagantes e irisados, entre callejuelas hedientes como postales de sangre y de cine, y momentos reservados al futuro de una novela única sin terminar de anotar, como tantas novelas anónimas, que brillan apenas una que otra noche, vociferadas a una que otra línea de colmillo velludo, o como aquellos únicos libros escritos durante toda la vida,  para siempre inconclusos, oscuros y apartados, y que luego de ese tiempo de partir, muchos devoran y devoran con ciega devoción cósmica y sutil, grácil y leve, ya inútil a su autor iluminado, i_luminoso y ominoso, de tan marginal, de tan ausente, de tan separado de sí mismo, de tango tan…Según este pianista, como el cuarto pisto de su disco_cero:

La victoria de los condenados. http://danielbahamondesd.wix.com/pianist#!music-page/c1r0l

Pero Michel cree otra cosa, ve otra cosa, siente otra cosa, y aunque aman a la misma mujer, a Jeaní, sabe que su cine, que su libro del futuro, nada sería sin amor, pero la amistad….¿existe? quiero creer que sí, quiero creer en lo que veo, Darwin, amigo, comunícate conmigo, es cierto que mi amada Flavia ya está muerta, pero renacerá conmigo cada vez que hagamos algo hermoso, es cierto que Charlie se nos desapareció, pero el mar, le arrojará de nuevo a sus orillas de país, con vida, y flores brotarán de entre sus mantas de hospital, es cierto que tú casi no crees, pero creas, y yo, por más que experimenten conmigo acá en la clínica, tan terrible no será, y hasta por fin me iré al laboratorio cromático, ellos dibujan mejor que nosotros, tú dibujas mejor que yo, dibuja tú también conmigo, amigo,¿quieres golpear a Lapoli dónde más le duele…? Darwin no responde, no porque no quiera, sino porque…

Continuará.

Daniel Viglietti:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: