h1

Título de la canción…

24 de junio de 2012

_____…

El fantasma podía ser el hermano mayor tipo Amores perros, o Babel, o tipo Shame. Inclusive tipo El escritor oculto.


Las cosas son como se las recuerda, esculpidas en el tiempo, esas palabras se hicieron patentes, en una de las páginas de la novela, al punto que Darwin lo notó, y pensó que a veces, sólo vemos las cosas de un modo demasiado disociado, es sólo eso, luego pensó que tal vez no era eso, y que en el fondo, todas las tramas estaban fuera de control, y que inclusive su rol de throll o partner, corría serio peligro negro, el espejo de agua del que resbalaba ese paracaídas, en  los cielos del aeródromo Tobalaba, era.., la novela no dejó de susurrarle, inclusive hasta en sueños  le acechaba esa hebra de luz,  de tan oscuro lenguaje.

Darwin, no sé qué me sucede acá en la clínica militar, le decía Miche_l, pero estoy seguro que todo saldrá bien y mal, como salen algunas cosas, como dice Alicia Scherson, será difícil, será hermoso…

En el estudio del profesor Paul Emmet, él dice: la pared del ego, todos la tenemos, es como la pecera de un dentista. Una brizna fílmica de La vida de los peces, La memoria del agua, le sacudió  durante algunos segundos. El desenlace fuera de cuadro, o en universo periférico, le sugirieron nuevos repasos, el decálogo del cuentista de Quiroga, el acotado universo al que pertenecen los personajes de un cuento, el gran tesoro retomado por el gigante egoísta, como le motean cariñosamente dentro del círculo de escritores, aunque Miche_l, lo prefiere como esperanzo.

En el siguiente trailer, motivante espectatorial, la interrogante narrativa, y dramática, ¿quién fue?

Me la perdí en su momento, quiero verla, por fa , Darwin, envíame ésta, magnífico casting, mira su trailer…

Ésta quisiera verla con urgencia, ¿sabes?

¿Viste Gigante?

Tengo una caja altamente endógena, muy avanzada,  estadísticas de blog mejoraron, sin comentarios, cual lectura cool, hurtadilla, muchos dirán después que alguna que otra entrada selecta, les llegaba en ese entonces al mail, y que ahora, si no reservo mi ejemplar, eso de sus malditas ediciones limitadas, uffff.

Ninfo dibuja, dibuja, dibuja, como un Dibu de sité empleado en cuerdas de circo, el editor está leyendo su prospecto, y Ninfo sabe que de un momento a otro, lo único no más que Ninfa, rompió con él, y que el ponche de amapolas no será con ella, sino con….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: