h1

nueva entrada de blog_borradoor

5 de abril de 2011

-…

-…

-I don´t understand

-It is ok

I don´t understand

-Don´t worry

-…

El viento sopla sobre la piel y la parka témirca marca ______, altamente replicable como abrigo obtenida en una tienda de artículos de pesca, en la misma cuadra en la que Falabella de Castro, se sonrosa por un momento Michelle, las calles tranquilas de Queilen, relucen húmedas a la uno y cuarenta y cinco, uno y cuarenta y cinco? El pez róbalo, vuelve a ser capturado aún muy pequeño en esta zona, dice una voz en la radio, la luna es nueva, Talali, cell phone number 56_9_82104693, vende el metro justo de leña, se oye en una radio de la isla de gaviotas, luego se oye el disco de Charlie, de la colección Mielinka, y el disco de Daniel Bahamondes, el pianista de Castro, Chiloé, región de Los Lagos,  sí, si ya sé, que compite esta semana por la beca municipal de Santiago de Chile, no sabías, apuesto, ríe Michelle, se la gana o no?

-está hospitalizada, con neumonía

-…

-Charlie, su nieto, está con ataques linguísticos, profiere maldiciones en latín contra sus vecinos, ellos y ella huyen

-…

-…

-…

-“Cisne negro”, dirigida x __________, recientemente compartida entre algunos Queilinos cinéfilos, como tarot del núcleo afectivo de un suicida, la hallan genial, aunque Michelle prefiere Réquiem x un sueño, del mismo autor

-Hay un bio_conjunto aún más cinéfilo, mirando La eternidad y un día de Theo Angelopolus, Poetry, de _______, Sweet sixteen, from the great Britanian, & the “previusly on the huilliche ancient”

-…

-Y Vera Drake from Mike Leigh, and Tambo grande, premio FLACSO 2000 y algo

-…

-…

-…

Álvaro Mendoza, Alex Berezowski, Aldo Lagrotta, Phil Alfaro, algunos de los estratégicos aliados_net de ARS Media, piensa endógenamente Michelle, expuesto a una veintena de visitas hurtadilla….

¿Así se escriben los libros?-, pregunta una chica que acaba de ser grabada con su perra recién abortada, intervenida por un vetertinario, la perra gime, junto al fuego naranja y veraniego de una isla austral, y luego alguien graba un poco más de sus chales y sus pieles y sus silencios ulteriores y su pelo largo y peinado, y sin tomates ni pinches ni colets, en un otoño alternadamente lluvioso gris, y nublado parcial y en acuarela, u óleos de un profesor dedicado en estos días, a cosechar mitílidos,  la chica en cuestión es grabada en su taller, el nano_prom que va aquí es sólo un borrador, todo es un borrador, se dice a si mismo Alexandros en La ternidad y un día, y cuando el viento agita con fuerza los exteriores nocturnos de las dependencias de tv Queilen, Michelle, viene ya de grabar el paso de una gaviota y el arcano de una sonrisa inaprensible, autocorrige de inmediato como aconsejan Coral Cruz, de canal plus,  y  Daniehla, de Tarkovski, una forma de mencionar a una chica y a un monje ortodoxo al mismo tiempo, la guitarra eléctrica de Charlie, ¿Charlie? reluce en radio ho______, ¿es el nieto? sí, que le dedica una canción terrible_men_te_mal_gra_ba_da (parafraseando a  Julio Rojas, el guionista chileno, paréntesis sólo para cinéfilos, irritante, lo sabemos) canción tocada y cantada durante el día de su cumpleaños, en un latín endemoniado que le sale por los poros, por la espuma, por la boca, como en una escena iniciática de Labore antiqua, esa joya brasileña que.., específcamente antes de que se sepa lo que le ocurre al personaje temblando en el suelo a esas horas calurosas e indefinibles, un tren que pasa a lo lejos, a esas horas, por universo sonoro muy muy muy periférico, como si fuera un tren que pasa a lo lejos en esa película, y en la vida de Charlie, al mismo tiempo, toda una vida desmembrada como la geografía austral y metida como una libación tras otro y otra y otra,  en ese hígado a punto de reventar y de , en una habitación en Chiwallante, y luego en Ancud, en villa Fátima, al mismo tiempo,  una pequeña antesala cocina de una pieza y un baño que comparte con una hermosa y crespita y sonrosada mujer que, ta con la gorda, dicen que decían de él cuando estaba con ella en esos dulces momentos que vivió junto a,  ahora no, ahora está sólo y ya no es delgado ni alto ni fuerte ni lúdico ni menos sinérgico, ni siquiera un poco inteligente ni menos duradero, no, ahora es, un autorretrato de cuerpo deívl e insensato, dice alguien, sí , ese dibujo yo lo tengo, dice un fans, un maldito y auténtico fans que donó sus primeros euros en modo cuenta rut, y que, sí, sí, y que ahora que los temblores de su corazón, el de Charlie, y el de las imágesnes fractalizadas, te encanta verdad?, sssssssí, sí, sí, nieto aborrecido por la vida, una cosa como un culebrón isleño, y no se qué, una teleserie de esas que te agarran justo cuando te despides de este mundo y del otro,  al tiro, ellos dicen que ya estuvieron juntos, ella y él dicen que todavía no, no lo dicen con palabras, lo dicen con su actitud, se nota en la actitud de cada cual hacia el otro que aún no ocurre ese momento, y entonces siempre los ojos, las lenguas, se interrrogan, ¿sucederás  o no?, que suceda, ssssssí, sí, y luego, uuy , viste? si yo te dije que iba a suceder… y siguen, más y más las lenguas congraciándose y saboreando el chisme, si , yo los ví cuando, cuando? cuando qué? cuando, es que es ese algo que tú sabes que, qué?, oj, le encanta , te encanta verdad? sí, je,je,je,je, sólo l@s más más fieles llegan hasta aquí, y es cuando los tiempos se vuelcan sobre tí como una leche caliente con menta, o como un aroma de matas de barro, y también de zapatos nuevos ensuciados con estiércol porcino rumbo a un conchal desconocido aún para los arqueólogos de tuto mundo y eso que los habitantes de esta isla, los primeros, pisaron antes que los egipcios, y el sin fín de todos los calendarios que rigen el siglo veintinuno te saca, te saca y te saca chispàs, porque sabes que ignoras, que no te gusta la literatura como a otr@s , y tú en cambio, que bacán ,porque si que sabes que de todos los códices vistos en su collage antes de la última cápsula y de la última nota de guitarrra que hoy no será la última, sabes que mañana cuando ya sea conducido por la mujer torpe, en el transbordador rumbo a puerto, sí, sí, sí lo será, como un final y un comienzo siempre y preferiblemente imposible de predecir, y como un tiempo tras otro en montaje segmentado, a veces métrico, a veces rítmico, como si la sintaxis y la metáfora fueran también lingûísticos y visuales, ¿Quien quiere ser millonario? se interroga mentalmente una mujer huilliche dentro de su casa verde, en la que sabe secretos para armar rüme verde y coido en cocina a gas, con las llamas azules del gas no de ciudad, sino que de galón, o cilindro o lo que sea, una casa verde en la que ella eriza su vida cotidiana dejando huellas de luz para los venideros ancestros suyos y de alguien que no es Michelle y que más parece cuento…

to be continued….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: