h1

entrega especial…

17 de marzo de 2011


oh, qué honrado se siente él,
vos sabés quién,
maldito inventor de personajes
____nouvelescos como sho,
admite Miche_l…
asher hubo una bella luz,
un marrón tronco de coihue
que bien podía ser un basto de tarot,
arrojado a la orilla de una extensa y tranquila playa queilina,
decorada por innumerables conchas blancas y negras
de todos los tamaños,
a ratos brumosa,
a ratos soleada,
un hombre proveniente de la isla de Acuy,
trasladando a una bella pasajera,
encuadrada desde lejos,
en su lancha Cristina II,
luego en un bote,
fue una ruta excepcional,
nos explicaba en cámara,
uno de esos hallazgos fortuitos como
los restos de luga,
lamilla,
o de zargazo seco,
que todavía aún hoy
usan de abono
algunos queilinos,
algunos acuyenses,
como si Masanobu Fukuoka
visitara hace ya siglos
esta isla secreta y olvidada,
una bella luz que siguió luego en la tarde,
aunque ya no había batería,
en canon vixia,
un microbus de buses Queilen,
y un hermoso sendero campestre,
de esos que se encuadran en diagonal
para que luzcan todo su esplendor de campo y mar,
un camino que da un río en Contuy,
un puente de madera hermosamente gris desvencijado,
como si se pudiera decir así,
medita Miche_l,
una escuela rural abandonada,
que bien le recuerdan Camino a casa, el filme chino,
o Poetry, también oriental,
una caminata a pie descalzo,
y pantalones acortados,
cruzando el río sobre conchitas de chorito,
buscando arena blanda,
como un fakir que duerme sobre clavos,
y camina sobre el agua,
el turismo peatón está sheno de senderos
de profunda calma e introversión,
agradece Miche_l,
al tiempo que limpia la arena de sus pies en aguas empozadas,
(se le vienen a la cabeza los nuevos viejos
paseos peatonales de Brodway y las cinéticas meditaciones disociadas en C`est quo la vie…de Francois Dupeyron)

y cada oveja,
cada zorzal,
o picaflor,
cada navegante hallado en las orillas,
le confirma su orgánica verdad,
(como el protagonista de Mauv Sang de Leos Carax en su última secuencia)
que los ciclos de la luna laten
dentro de cada uno de esos seres,
como trémulas docu_postales
rodadas cámara en mano,
(La luga trema, rodó Miche_l
una vez)
y las aguas gritan,
en sliencio todavía,
sus heridas,
inoxigenadas,
cantan a Laura esas olas,
una tras otra y otra y otra,
y a otr@s más y más que vengan y sepan
y amen a esta isla del sur,
y no la dejen a su suerte intoxicada,
y la noche llegó
y semicerró con un pulmai abierto
en el Melinka,
donde sólo allí se comen esos vastos platos de mariscos,
el baño desnudo y eterno,
como lo inmortalizara
Los actores se desnudan en
el MAC  2000,
específicamente el actor en el baño,
sí, el de los ojos claros,
el de pelo cano,
el esbelto,
el erguido,
el asaltante en B_happy,
una mujer demasiado histriónica
conversa con Miche_l sobre el misterio del actuar y de ser
la viuda del Pangal,
(pangal=hojas de nalca, nalca, buena para los riñones)
en cuyo homenaje se llama así el hospedaje
que esta mujer dirige hoy,
Miche_l
duda
en si dejar esa
pequeña cabaña de eremita
en El Pangal o si en marcharse,
pero adónde

la noche agotada,
despierta,
inquietosa,
en medio de las deliciosas almohadas
(en estos días,
no sa-le el sol,
si-no tu ros-tro,
canta Silvio Rodríguez
en algún rincón de su despiadada cabeza,
en el cla-ro de la lu-na,
don-de quie-ro ir a ju-gar,
duer-me la rei-na for-tu-na,
que ten-drá que ma-dru-gar…
(se atrevió a cantarla en un velorio chilote, no, nou,nou¡)
y luego Nude, de Radiohead…)
hormigueos cósmicos le inquietan,
su mano sangró hoy,
resbaló y se aferró a una rama colgante,
para caer felizmente de pie y sin enlodarse,
y su sangre manó de su palma y la grabó con
su celular,
por
qué

(en este instante ma-na a-gua, ma-na a-gua en Nicaragua, voz de Daniel Viglietti,
el de los uruguashos pianos azules,
guitarras amarillas,
de rojo tono canción)

mañana te afeitarás y
rasgarás con la hoja,
con el filo, con el borde,
la hermosa cicatriz
que cada persona lleva bajo su nariz,
la nariz venía pegada a tu boca en el cuarto mes,
se recuerda Miche_l,
o quizá ya lo ve,
duerme,
viaja y besa
a una mujer y a otra,
los besos son lo mejor,
se oye pensar sin palabras,
sin lenguaje verbal,
cruza un puente colgante,
los maderos del puente desaparecen bajo sus pies,
el pavor de no despertar y de caer, caer, caer,
la voz ahogada no le sale,
aj, aj, aj,
no le sale,
aj, aj,
oj,
ssssssssí,
le sale,
sus vecinos pangaleros de la casa de atrás,
no cabaña,
le oyen,
ella constructora civil,
él, psicólogo,
ella, bella, y ágil,
él, espigado,
y bullicioso,
saben que está soñando,
y le hallan raro,
y que es más raro todavía que a esa hora,
en medio de la creciente lluvia madrugada,

una voz femenina,
unos pétalos,
o faldas de pétalos,
o quizá es una mejilla perfumada de mujer,
hasta que amanece,
arrojado al frío,
a la lluvia y a la mañana,
solo,
café de grano filtrado a mano,
almendras bañadas en xocolatl,
jugo de piña, frío,
afeitarse,
y cortarse ya está escrito,
el taxi de Don Santiago,
delicioso frío,
(¿Cuando grabamos sus cines de cuello negro Don Santiago?)
quiero una mejor cámara para eso, se tortura Miche_l,
los excitados nervios de grabar en territorio desconocido,
las ventanas húmedas de taxi hasta reunirse con
el profe que le invitó al colegio Terra Nova,
esperar el microbús,
el dorso de su mano rojo,
sangrando
y admirado por miradas,
sultimente hostiles,
no se siente bien anunciado,
titubea Miche_l,
no me presenataron antes con el director del colegio,
ah, las sutlilezas relacionales,
y la lluvia es hoy un aguacero recio,
y persistente,
(sale el sol en este preciso momento, tras la celosía violeta,
y tras las nubes blancas y grises,
como en Cuba,
en este preciso momento,
como en un cuento escrito
por Roberto Miche_l,
el fotógrafo chileno de Las babas del diablo,
con buen acento francés de París
de…)

(del 59, edit. sudamericana,
sale la silueta de Charlie Parker en la portada
pero ahora, en el 2012…
2012?)
un colegio Terra Nova,
ubicado en el sector rural de Detico,
sutil hostilidad,
bienvenida de ella, la subdirectora, la jefa de utp,
breve diálogo con él, el director, oj, por qué,
sangre en mi rostro, en mi mano,
jua, jua, jua, mira el tío,
jua, jua, jua,
aunque se ve el mar,
siempre se ve el mar,
uniforme amarillo y azul,
de rostros luminosos
aún en un día nublado o lluvioso
como es a veces el sur,
un colegio emplazado
como si fuera
una finca de esas que hay en San Antonio de Los Baños,
con bellos cercos de bastos diagonales,
ovejas que pastan a las dos de la tarde,
cuando calma la lluvia,
(en un colegio?,
sí, en un colegio,
en dónde quizá un artista plástico se presente con un taller de pintura orgánica
cuyo programa diseñó Miche_l
para una inapelable presentación,
agregando al final de los objetivos, de los contenidos,
de la metodología,
de los materiales,
una prospección,
“un taller altamente replicable como documental educativo”,
cuando una agradable voz española
(que le recuerda a una que otra voz desconocida)
anuncia en el pc de la biblioteca,
“la base de datos de virus,
ha si do actuali za da”,
es una voz
que te internacionaliza,
te transporta,
reflexiona Miche_l,
acaba de grabar algunas vistas panorámicas,
se viene lo del taller de ajedrez,
seconde lesson,
todavía te sale sangre, increíble,
el director, ssí, sí ,grabe,
el vientre, contraído,
vendaval de pensamientos bobos,
en el urinario de Duchamp,
pero no es el urinario de Duchamp,
es el baño co_docente del Terra Nova,
al que un poco antes de esos pensamientos bobos,
tuvo que ir corriendo porque,
es la chica,
la madre,
la esposa,
que acaba reciéncito de grabar a contraluz aseando la oficina del director,
y que le contara que su hijo estudia en este mismo colegio particular subvencionado,
y que oh sorpresa,
tiene apellido indígena, y que oh sorpresa,
ahora abre una puerta de baño co_docente que Miche_l juraba cerrada con pestillo,
(estaba cerrada con pestillo,
no había papel y fuiste al otro baño,
y en vez de sentarte allí,
como docente,
aunque no lo seas,
volviste,
y el pestillo olvidaste y)
y oj,
ella lo mira y él la mira,
su piel,
de gallina sorprendida más encima,
pide disculpas con la voz aunque ignora por qué,
es un segmento interminable
de verguenza compartida en uno, dos segundos de vergüenza casi deliciosa para Miche_l
x ese regusto estético que tienen los clichés,
tres segundos, con el cierre, de la puerta y sus ojos aún mirando,
o por las sorpresas que guarda
todavía hoy
el urinario de Duchamp,
aunque es más bien un frame de Fame
y un chico sentado de la manera más innoble en la que cada persona día a día,
noche a noche,
se sienta para negar que es kitch
o para confirmarlo,
(como el personaje que muere en un urinario, actuado por John Travolta )
y para colmo,
a esa mujer,
se la encuentra luego y al tiro,
afuera del baño,
ya en el pasillo,
ya en busca del comedor donde ocurrirán
las secuencias o escenas
a grabar,
sí, es la sorprendida co_docente,
la aseadora aborigen,
y más encima,
para colmo estético eremita,
le tiene que preguntar por el comedor,
donde será la fucking chess class,
Miche_l ignora si hizo bien o no,
perfeccionaría el guion de clase del tío instructor,
la frase índice prometía tanto…
“el mejor amigo del ajedrecista es el …”
metasintagma interrumpido…
unos niños meditan otros
fraseos tales como,
“el blanco está contenido en el negro”,
o “el amarillo es el negativo del azul”
mi uniforme es azul y amarillo,
piensa sonriente un chico,
una chica lo mismo,
otros niños ríen al toque de campana,
no de timbre, aquí aún redoblan las campanas de escuela,
y se persiguen entre ell@s antes de su colación,
o después, es casi lo mismo,
el tiempo no para canta Bersuit,
en una radio periférica,
Felipe responde, con un micrófono lavalier,

que todas las anteriores

cuando
Miche_l le pregunta si se siente un niño
huilliche,
chilote,
o isleño,
parecen tan interesados
en la cámara vixia,
intrigados,
se dejan grabar
y se olvidan de ello,
luego saludan al visor,
son estrellas sutiles
como lo son cada mota de polvo o de barro,
como lo son cada enzima o cromosoma,
como lo son también esos ojos que brillan fractalizados
a lo lejos,
en una fotografía de chat
o de webcam,
es una silueta de Neruda hecha de cobre,
en el zaguán atípico
de una casa chilota
en la que el canelo claro y
el alerce oscuro
se hacen una sola pieza
de juego y mecanismo,

(no es assssssí, alega alguien “x”)
un bavarois enteógeno
de fresa,
los maderos arden
con las llamas naranjas y amarillas y rojas,
que acompañan y encalidecen
una lluvia de discos vinilos con galletas
que recuerdan el maravilloso  desorden
de las habitaciones literarias,
dejadas en Santiago centro de Chile,

y antes de salir de allí,

antes de tomar el microbús de regreso,

se ven algunas imágenes más de

un auténtico café de grano,
en las Delicias de la Abuela,
una tarta de yogurt,
lluvia y más lluvia,

y caminando y hasta corriendo,

por los senderos del Terra Nova,

hasta alcanzar el bus, ya de vuelta,

la pregunta alcanza a Miche_l,

sedentario o nómade?
¿viajero o eremita,
escritor o cineasta?
soñador?_diseñador?
unos niños
pelean amistosamente,
en pleno microbús,
uno de ellos se deja caer de a poco donde están las chicas,
me pegan ,aj , aj , aj,
las chicas, ya, déjense de pelear, risas,
una niña en silencio,
que rompe e irradia
cuando otra niña se sienta junto a ella,
“diseño es el dibujo del futuro”
parafrasean un@s niñ@s a Miche_l
regresando
a casa,
orgullos@s de que su microbús Terra Nova,
blanco,
de créditos azules,
les lleve hasta la cálida puerta de sus sueños…

pd kiss you

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: