h1

Noche de Queltehues. Nuevas secuencias de esa noche….

30 de junio de 2010

30    INT./EXT. MICRO AMARILLA – NOCHE

Se ve primero el vidrio empañado de una ventana del micro en marcha, y luego a Marcelo que apoya su cabeza del lado izquierdo. Con el índice derecho dibuja zurcos en la ventana.

Borroso, a través del vidrio, se ve que uno que otro coche pasa en sentido contrario al del micro en marcha. El vidrio luce gotas de agua, pero ya no llueve. Marcelo está sentado en el medio del micro, del lado izquierdo. Varias personas viajan del lado izquierdo, delante de Marcelo. Recorriendo el pasillo del micro, sólo un individuo va del lado derecho allá adelante. Siempre del lado derecho, tres asientos detrás de Marcelo, viajan dos ebrios discutiendo.

EBRIO1:

(OFF SCREEN)

El de los dibujitos. Te digo que lo conozco.

EBRIO2:

(OFF SCREEN)

¿Ya empezamos ya?

Marcelo apenas se vuelve a mirar. Allá al final, se ve borroso a dos tipos morenos, uno de ellos bebe de una botella, el otro gesticula. Marcelo vuelve a apoyarse contra el vidrio en la ventana. Las tonalidades de su rostro van cambiando con el correr de las luces anaranjadas que entran por la ventana. Una CABELLERA CRESPA Y ABUNDANTE, llama la atención de Marcelo, desde allá adelante. De pronto se apagan las luces dentro del micro. Se oyen algunas risotadas masculinas, y luego algunos agudos alaridos, todo en off. Algunas LUCES DE FLUORESCENTE VIOLÁCEO se encienden dentro del micro, muy débiles. Un alto espejo retrovisor entretiene la vista de Marcelo al compás de la marcha al tiempo que saca de su bolsillo trasero, su revista de puzzle.

Las luces del alumbrado público iluminan de vez en cuando la revista.

Algunas fluorescentes violáceas se apagan  y se encienden de nuevo, e iluminan el interior del vehículo. En la contratapa de la revista de puzzle, hay dos flores dibujadas, como las del bolsito de cuero. Debajo de las flores se lee una escritura con manuscrita:

Amorcito, no me llega hace dos meses. Te llamo mañana.

Se distingue también el dibujo de un pequeño CORAZÓN. Las luces violáceas se debilitan de pronto, la micro da un gran salto, pero continúa su marcha. Buscando la luz anaranjada de los exteriores al micro, Marcelo  lee, apegado a la ventana:

P.D. Me robó nuestras fotos.

Marcelo saca su lápiz y abre brusco su revista en una página de puzzle a medio hacer.

Allí también hay una foto en la que las cabezas de Flavia y Marcelo se miran de frente el uno con el otro, vistos desde arriba, sobre una almohada.

Marcelo observa la fotografía, los tonos de la foto cambian conforme al avance del micro. Luego Marcelo deja la foto entre las páginas de su revista de puzzle.

La mano de Marcelo escribe la palabra SEUDÓNIMO en un puzzle a medio hacer.

Ahora pasan de nuevo algunos autos en sentido contrario al del micro, se ven borrosos a través de la ventana.

Marcelo escribe PROXENETA, una botella de RON aparece enfrente de él, por arriba del asiento de adelante.

31    INT./EXT. MICRO AMARILLA – NOCHE

Marcelo levanta los ojos y descubre a EBRIO1(43),bajo, barba rala,  apuntando a la botella de ron con el índice.

EBRIO1:

¿Cómo estái, chino? Me la debíai ésta¡

Marcelo mira a su lado derecho. EBRIO2(41), muy moreno, pelo tieso y dientes pequeños, sentado a la altura de Marcelo, del lado derecho del micro, en el asiento del pasillo, señala con el dedo índice de su mano izquierda su sien izquierda, dándole vuelta, luego cierra los ojos y cabecea.

Marcelo:

¿Ah sí?

Marcelo toma la botella y bebe un gran sorbo de ron. Ebrio1 se queda mirando un momento a Marcelo y luego se da vuelta hacia allá delante, dónde va el chofer y las espaldas de los otros pasajeros, que no voltean. Ebrio1 vocifera y resopla, con su dedo índice señalando a Marcelo.

Ebrio1:

Mire chofer, Van tomando en la micro, aaahjj, aaaaaaj, aaaaaaaj.

Luego Ebrio1 voltea hacia Marcelo, le echa el aliento encima y le dice, apuntando siempre con el dedo.

Ebrio1:

Cinco pitos me queáste debiendo, chino, voh sabís que noh íbamos a ver.

Marcelo le mira fijo. La micro avanza rauda en la oscuridad de la noche. Ebrio1 pasa el torso de su mano por sus fosas nasales, resopla y solvetea sin apartar la vista de Marcelo. Nadie se vuelve a mirar ni mueve la cabeza de su sitio en ese momento.

Marcelo:

Todavía, ni nos conocemos. ¿Cómo le puedo deber algo mah encima?

Marcelo agarra la botella de un tirón y pega un sorbo, Ebrio1 estira su mano hacia la botella,  pero Marcelo la cambia de mano con rapidez.

Ebrio1:

(sonriendo)

Te tai pegando loh trucoh, chinoh…

Ebrio2 se pone de pie y se lanza contra Marcelo, quién ya de pie, le coloca la botella en el pecho a Ebrio2. Por un momento se quedan mirando fijo a los ojos, Ebrio2 eructa con lentitud, recibe la botella, algunos pasajeros voltean a mirar.

Marcelo:

Yo no conozco a su compinche, oiga. Y no sé quién es el tal chino…

Ebrio1 se interpone entre ambos, empuja a Marcelo quien le contiene, Ebrio1 pierde el equilibrio y cae.

Con agilidad Marcelo empuja a Ebrio2 hacia el asiento derecho, al tiempo que se va abriendo la puerta de atrás, el micro se detiene, Ebrio2 trastabillea y quiebra la botella contra un pilar. Marcelo esquiva las puntas de la botella que casi rozan sus mejillas.

32    INT./EXT. MICRO AMARILLA – NOCHE

CHOFER(45), frente amplia y bigotes, barriga prominente, se para delante de Marcelo con un FIERRO.

CHOFER:

Bájate.

Marcelo:

Ellos empezaron.

CHOFER:

Pero a ellos los conozco y a voh no, así que bájate.

Marcelo:

Pero si me bajo ya, luego…

Chofer propina un golpe seco en un asiento que por poco logra esquivar Marcelo en medio de las exclamaciones de algunos pasajeros que voltean a mirar. Marcelo ya va bajando del micro, cuando otro golpe de fierro del chofer da en un pilar. Marcelo camina rápido por la acera, el micro amarillo pierda allá en el fondo de la calle húmeda.

33    EXT. CALLE – NOCHE

No se ve a nadie en los alrededores, pero se oye en off que ladran perros. Algunos queltehues graznan en off sin que Marcelo logre divisarlos. Marcelo recorre con su vista los tejados y el cielo nocturno que comienza a aparecer detrás de las nubes.

CHICA1(38), baja, contextura gruesa, curvilínea, junto a CHICA2(34), alta, crespa, de grandes pechos y trasero, vienen perpendiculares por la derecha y doblan en la misma dirección hacia la que camina Marcelo.

Ambas visten casaca y pantalón.

Un TAXI MODERNO se avecina en dirección contraria a todos ellos, con gran velocidad.

El chofer del taxi toca la bocina y  su acompañante chifla desde el auto.

El taxi moderno pega un frenazo junto a las chicas y luego sigue adelante.

Ellas ignoran a los tipos del taxi moderno.

34    EXT. CALLE – NOCHE

El taxi pasa por el lado del Marcelo, se detiene y retrocede, alcanzando a Marcelo.

CARITO(34),gordo, bajo, barba cerrada, está asomado a la ventanilla del auto, quedando a la derecha de Marcelo, quien se acerca, saluda dando la mano a Carito y una venia para el chofer.

El par de chicas se ve todavía allá a lo lejos del otro lado de la calle, caminando.

Carito:

Tanto tiempo,Marcelo,súbete.

Marcelo:

Tírenme pa la casa.

MICKEY(39),alto, atlético, pelo claro, desde el volante grita, mientras el taxi va siempre en reversa y Marcelo caminando lento.

MICKEY:

Pasa de largo.¿Cuánto que no andábai por acá?

Carito:

Vamos dónde el Nano. Tiene una fiesta

de alta pureza. Bueno, que a voh te interesa más que va estar la Pili.

Marcelo se niega con la cabeza.

MICKEY:

¿Hay visto a tu taita, Marcelo?

Marcelo le mira sin decir nada. De repente las figuras del taxi le resultan borrosas.

Carito:

Ten cuidáo pa allá.

El taxi parte raudo y dobla hacia la derecha.

35    EXT. CALLE – NOCHE

Allá en la esquina están las chicas de pie, ambas fuman de un único cigarrillo.

Marcelo se va acercando a ellas, y ellas empiezan a caminar.

Se oyen risas en off, sin que se vea alguien más en la calle o en las casas del alrededor.

Se ve borroso el fondo de la calle mojada, vuelven a oírse unos queltehues que graznan en off.

Marcelo cruza la calle, y del pasaje que sigue por el frente vienen caminando tres individuos que no se ven con claridad. Marcelo se restriega los ojos. Uno de ellos tira un churro, y CHICA1 antes de dar la vuelta  retrocede un par de pasos allá en la esquina.

CHICA1:

Ven a tirármelo aquí en el choro,

mira, aquí en el choro¡

Chica1 apunta en medio de su pantalón ajustado.

Chica2 fuma la mitad de un cigarrillo y con los labios presiona con intensidad el filtro.

Los individuos ríen estentóreos y cruzan la calle, alcanzando a  Marcelo.

MONO(35), ancho de hombros y mandíbulas, muy alto, PICO(30), muy moreno, atlético, y ELVIEJA(41), muy canoso, de un extremo parecido con Vieja, le van rodeando.

Los labios de Pico son gruesos, sus hombros son anchos, se queda admirando a Marcelo y luego al Mono.

El Vieja respira con dificultad.

Sólo el Mono habla.

Mono:

Tanto tiempo, pelaíto,¿Viniste

a la fiesta del Nano?

Marcelo:

Me voy pa la casa.

Mono:

Harto lejos pa allá abajo. ¿Va ir Carito a la fiesta, o no…?

Terminada la pregunta Mono rodea a Marcelo con su antebrazo derecho.

El cuerpo de Marcelo está rígido, sus manos cuelgan de ambos costados.

Marcelo mira a Mono y lo ve encima de él, en extremo borroso.

Mono:

Le tenemos un show pa la fiesta, poh.

Oye Pico, muéstrale el show aquí al pelaíto.

Continuará….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: